Manchas

El láser para eliminar las manchas de las manos, la cara y el escote es un tratamiento indoloro con resultados espectaculares desde la primera sesión. Se realiza con láser I2PL, un sistema de luz visible que destruye vasos y manchas y que no deja cicatrices ni marcas.

Después de la primera sesión ya se puede observar una notable mejoría. La piel recupera su coloración normal, con un tono uniforme y natural. El tratamiento se combina con un fotorejuvenecimiento flash para reafirmar y alisar la piel. Generalmente se necesitan entre dos y cuatro sesiones, espaciadas por un mínimo de dos semanas.

Diagnóstico personalizado y gratuito.