Zonas difíciles

Brazos, papada, cara interna de los muslos, rodilla … Hablamos de estas zonas tan difícies de tratar que ni el mejor programa de ejercicios consigue erradicar. Se trata de zonas que presentan flacidez ya que no hay en ellas músculo de sujeción. Ello ocurre sobre todo después de hacer dieta o simplemente con la edad.

En nuestro centro encontrarás todos los tratamientos para mejorar estas zonas difíciles, pero en ningún caso imposibles.

Tenemos tratamientos no invasivos de remodelación corporal que actuan directamente sobre estas áreas en que la piel es fina y frágil  y tiende a acumular grasa con facilidad.

Los tratamientos con ondas electromagnéticas, ultrasonidos y radiofrecuencia regeneran los tejidos, reducen la celulitis, reafirman la piel y en los tratamientos faciales actuan también sobre las arrugas.

Los resultados se ven desde la primera sesión y a largo plazo a partir de las6/8 sesiones.